1 de junio de 2018

Artículo en CTXT: entrevista con Saïd El Kadaoui

El domingo pasado publiqué una entrevista en CTXT con el escritor y psicólogo hispanomarroquí Saïd El Kadaoui. Había leído y reseñado para Un puerto que cambia sus novelas No y Límites y fronteras (Editorial Milenio, 2008), y también había leído fragmentos de Cartes al meu fill, un català de soca-rel, gairabé (Ara Llibres, 2011), así que conversar con él fue la prolongación natural de esas lecturas. Además, tuve la suerte de que nuestra charla fuera en público y en un marco estupendo: en la Biblioteca de Getxo el Día Internacional del Libro.

En las dos reseñas que he mencionado anteriormente y en la propia entrevista, he contado muchas cosas sobre los libros de Kadaoui. Si alguien se queda con ganas de más, en Un puerto que cambia he publicado cinco preguntas y respuestas que, por razones de espacio, dejé fuera de la entrevista para CTXT. En fin, casi he convertido al autor en fruto de una investigación entomológica. La culpa, eso sí, es suya: me abrió puertas a muchos escritores y escritoras del Magreb, y fue un estupendo compañero de viaje a la hora de pensar sobre las identidades híbridas.

Volviendo al inicio y, como suele ser habitual, copio y pego los dos primeros párrafos del artículo.

*

SAÏD EL KADAOUI /ESCRITOR Y PSICÓLOGO HISPANOMARROQUÍ 


«No cambiaría por nada esta sensación de estar siempre un poquito fuera de lugar»


Rubén A. Arribas


Desde adolescente, Saïd El Kadaoui (Beni Sidel, Marruecos, 1975) tuvo clara su doble vocación: psicólogo y escritor. A su padre le parecía que hubiera ganado más dinero como dentista; sin embargo, no le preocupó demasiado ver que su hijo leía y escribía mucho. Tampoco a su madre, que lo apoyó al cien por cien. El dato tiene su importancia: los personajes de las novelas de Kadaoui son marroquíes que viven desde su infancia en Cataluña y que reflexionan a menudo sobre si la cultura los aleja de sus familias. También sobre qué lugar ocupa lo intelectual en su identidad híbrida.

Kadaoui llegó a España con siete años, reside en Barcelona y trabaja como psicólogo especializado en salud mental en contextos de migraciones, identidad y adolescencia. Casado y padre de dos hijos, considera la literatura un escenario ideal para poner en liza personajes que padezcan alguna psicopatía o que atraviesen situaciones extremas. “Un personaje extremo te hace preguntarte qué padres debe de tener”, explicó en la tertulia que tuvimos en la Biblioteca de Getxo con ocasión del pasado Día Internacional del Libro.


»» El artículo continúa aquí.

No hay comentarios:

Publicar un comentario